martes, 25 de julio de 2017

Rosa Siré, abstracción y experimentación hasta el infinito y más allá...

La reapertura del edificio del Roser como Parador Nacional en Lleida, me ha traído recuerdos varios, exposiciones, las clases de pintura, y las prácticas de la carrera, en concreto me acordé de Rosa Siré, que nos acogió en su aula y nos enseñó sus grabados, nos habló de técnicas, de colores… y entonces pensé ¿Por qué no le he dedicado ninguna entrada? Así pues, en lugar de hablaros de mis batallitas durante mis años de estudiante os quiero presentar a esta artista, injustamente olvidada, ya que además de técnica y tenacidad, tubo la capacidad de renovarse constantemente, de experimentar para evolucionar como artista, de reivindicar su papel como mujer en un mundo de creadores masculino, mantenerse fiel a su obra y su estilo.

Rosa Siré, pintora y grabadora, es la gran artista abstracta de Lleida del último medio de siglo y se la considera una de las figuras clave de la transición estética en el arte catalán de los años 70.



Hija de uno de los periodistas más influyentes en Lleida durante la posguerra, José Siré, se interesó muy joven por el mundo del arte. En 1962 empieza sus estudios artísticos en la Escuela Círculo de Bellas Artes de Lleida. Recibió clases de grandes maestros como el escultor Leandre Cristòfol y Albert Coma Estadella.

Con 22 años se va a vivir a Paris, donde entra a estudiar en l’Ecole de Beaux Arts. Sus estudios de arte los completará en la facultad de Bellas Artes de Barcelona, donde acabará por configurar un estilo pictórico que arranca del estructuralismo geométrico y que con los años se irá reforzando a medida que substituye los objetos por cromatismos y manchas.

Sin título, 1968


Con el apoyo de Fernado Zobel, inaugura su primera exposición en el Museo de Arte Abstracto de Cuenca fue todo un éxito, y la situará en el panorama artístico de los años 70, y le permite entrar en contacto con artistas madrileños de vanguardia, sobre todo con los integrantes del grupo El Paso.
La misma exposición se presentó un año más tarde en la Petite Galerie de Lleida, en esa época una sala de referencia para la vanguardia artística del momento.

Junto con la artista Maria José Montaña se deciden a abrir una academia de dibujo y pintura en Lleida, con el nombre de Estudi Nouart.
Sin título (Serie Binomios) 1973
A mediados de los años 70 se traslada a Barcelona para estudiar grabado, en el estudio de Maria Assumpció Raventós, y donde coincidirá con otros artistas de la época como Arranz Bravo y Cardona Torrandell entre otros. Al regresar a Lleida abre su primer taller de grabado.


Los éxitos se suceden, expone en Madrid y Barcelona y sus exposiciones serán prologadas por grandes figuras de la crítica artística como Alexandre Cirici, Daniel Giralt-Miracle o Corredor Matheos, o el filósofo Luis López Aranguren. Durante la transición fundó junto a otros pintores de Lleida el grupo L’Ereta, ya que exponían en la vieja plaza del mismo nombre, en un intento por sacar el arte a la calle.

Sin título, 1978

De Rosa Siré destacan su tenacidad y el interés por experimentar constantemente, buscar nuevos materiales, renovar conceptos lo que la convirtió en una pintora inquieta y en constante renovación. Gracias a esta constante en su carrera en 1983 recibió una beca de “Investigación de nuevas formas expresivas” otorgada por la Generalitat de Cataluña.
Rosa Siré era una gran entusiasta del grabado, y en su última época se acercó a esta disciplina a su manera experimentando y combinando las técnicas clásicas de grabado con los materiales de desecho como el metacrilato. En 1990 recibe el 1r Premio de Industrias Gráficas en Serigrafia en Barcelona.

Noviluni. El nadador negro, 1989
Combinó su trabajo como artista con la docencia, de manera que en 1992 se hace cargo de las clases y la dirección del Taller de Grabado de la Escuela de Bellas Artes de Lleida.

Opus IV, 1998

El año 2000 el Museu d'Art Jaume Morera le concedió la Medalla Morera, que aceptó aunque con declaraciones muy críticas con la política cultural de la Paeria. La pintora siempre se mostró muy crítica con la consideración social recibida en un entorno “provinciano” como el de Lleida, y en el que a falta de reconocimiento tampoco le había facilitado desarrollar la actividad artística.
También criticaba la situación de las mujeres en el mundo del arte, y en determinados contextos, por eso des del principio de su carrera firmo todos sus obras como Siré.

Morera 1927, 2001
Su última gran exposición fue el año 2011 en el Institut d’Estudis Ilerdencs. Murió en 2014 en Lleida. En el Museu d’Art Jaume Morera de la ciudad podemos encontrar una gran muestra de su trabajo, que ella misma donó y amplió posteriormente con una donación de obra grabada.

Sin título 2003
Fuente : Bloc Museu d'art Jaume Morera y Pintores de Lleida: artistas de ponent (catálogo exposición)


Para saber más: 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...